miércoles, 29 de diciembre de 2004

Las acreditaciones para el ECTS

[Escuchando "Los Campanilleros" de José Mercé]
En lugar de una historia acerca de cualquiera de mis incursiones en lo desconocido, hoy planteo solamente un "problema" al que aún busco solución.

Problema:

... queriendo Bruce aprovechar su estancia en el Reino Unido, se dedicó ayer a averiguar cómo podría solicitar un pase para el ECTS (Electronic Computer Trade Show) del año próximo.
Encontró la página. Ésta: http://www.ects.com/

Acto seguido localizó el formulario que parecía ser el idóneo para comenzar a tramitar las acreditaciones.
http://www.ects.com/contact.asp

Lo rellenó, y en los campos "Job Title" y "Company", indicó "Programmer/Journalist" y "Paranois/Meristation" respectivamente.
(Por eso de presuponer que es un evento para profesionales del sector y prensa)

Todo iba según lo previsto hasta que tras pulsar el botón "Submit Query" se encontró con este mensaje: "Thank you for submitting your details. A member of the ECTS team will contact you as soon as possible."

OOOPS!

Entonces pensó Bruce: "Como me llamen porteléfono la llevo clara".

Al día siguiente, nada más ver a Jose en el trabajo le advertió de la siguiente forma: "Si llaman a casa preguntando por mí. De momento y hasta que no se me ocurra algo, decid que no estoy".

Dos días después aún no ha dado muestras de vida el miembro del ECTS que parece ser que ha de ponerse en contacto con Bruce lo antes posible. Además en Meristation.com dió con esta demanda que quizá pueda ayudar a la consecución del los ansiados pases para el ECTS 2005:
http://www.meristation.com/v3/est_colabora_corresponsal.php?pic=GEN

****

Y bueno, la cuestion: con los datos aportados y conociéndome en la manera en que le loctor me conozca... ¿Se os ocurre algo para que el año que viene - en Septiembre :P - pueda visitar el Electronic Computer Trade ShowP?

****

Si los de "Caiga Quien Caiga" hacían estas cosas... ¿yo no voy a ser menos?

Saludos camaradas :)

lunes, 27 de diciembre de 2004

Navidad 04

Nochebuena.
Villancicos de Raya Real en el reproductor de CDs, Isaac tocando la guitarra, Jose concentrado con la paella, Addy y Ally reparten tarjetas y regalos para todos, Ben, Gemma y Jenny hacen un hueco en sus respectivas Navidades familiares para venir a cenar con nosotros, Harry cocinando sus 'noodles', Billy (junto con Addy) entretenidos con el pavo, Didic grabando video con su movil, yo haciendo de fotografo para todos...

La paella no salio del todo "perfecta", pero la noche fue realmente agradable.

Y el dia de Navidad, Billy clamando por que nevase. Que si no nevaba no seria lo mismo. Que en Indonesia donde el vive siempre hace calor (fue la respuesta que nos dio cuando nos dimos cuenta que habia dejado abierta una de las ventanas del salon). Que queria unas navidades blancas.
Una hora despues de que dejase de dar por saco... Ally anunciaba que hab'ia empezado a nevar.

Y todos a hacer el tonto en la nieve.

(He quedado encantado con estas navidades)

Santa Michael y las cervezas mejicanas
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-d-1.jpg

Didic (indonesio) observa como Jose (español) prepara la paella, mientras Ben (ingles, 19 años) estudia el paquete de gambas.
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-d-2.jpg

La tarjeta que me dio Santa Addy, de parte de él y de Ally (luego me regalarian, al igual que al resto del grupo, una velita perfumada - la mia era de naranja). Que apañaos son los dos! (al igual que el resto).
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-d-3.jpg

En el sentido del reloj y a partir de Didic, que viste de negro y esta justo al fondo:
1) la chiquetilla (metro cincuenta) filipina de cuyo nombre nunca consigo acordarme que trabaja de camarera y que es capaz de continuarte cualquier numero que le digas en español.
2) Gemma, camarera, inglesa. La "ex" de Ben - detalle del que ya se a informado a Isaac para que esté al acecho -.
3) Jenny. Inglesa. La novia de Harry. Limpieza de habitaciones.
4) Billy. Indonesio. Durante quince segundos es capaz de aparentar que habla español perfectamente. Tiene una facilidad increible para quedarse con el idioma. Se dedica a enseñar borderias en español en la cocina a todo el que se pone a su lado. Cocinero.
5) Ben. Inglés. Ayudante de cocina y chef. Enorme y no llega a tener veinte años.
6) Ally Cheng. Cocinera y camarera. China. Un encanto, vamos. Novia de Addy.
7) Nick. Lo conocí esa noche. No trabaja en el hotel. Es el marido de Sol. Inglés.
8) Sol. Filina. Limpieza de habitaciones. El primer día trataron que hiciera de intérprete conmigo. Las únicas palabras en español que sabía eran "uno", "dos", "tres", "cuatro", "trece" y "catorce", así como que "Sol" significa "Sun".
9) Jose. Español. Kitchen porter.
10) Bruce. Español. Kitchen porter y Night Porter (espero que pocas veces más).
11) Isaac. Español. Night porter. Lleva una semana y pico y anda un poco inquieto porque dice necesitar una novia inglesa urgentemente. Vino sin idea de inglés y no es SIEMPRE está hablando (aunque no le entiendan). Su "rollo" es más independiente-discotequeo-ligoteo. Estuvo un tanto fuera de sitio en estas navidades "más familiares".
12) Didic. Indonesio. 27 años. Comodín: limpieza de habitaciones, camarero o "nigh poter de los que no se ensucian limpiando freidoras, grills y hornillas". Es el "formal" del grupo.
FALTAN:
*) Addy, que solo aparece como unas manos sujetando un plato de arroz. (Nos decía que algún español habría ido a la India y les robo la receta de la paella; el tiene otro nombre para la paella). Indio. Novio de Ally.
*) Harry. Limpieza de habitaciones. Indonesio. Es quien toma la foto.
*) Michael. Indonesio. Night porter (de guante blanco tambien). Estaba trabajando.
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-g-1.jpg

Relax despues de la comida para los que no pensaban madrugar. Excepto Jose que tenia que entrar a trabajar a las ocho.
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-g-2.jpg

Y el dia siguiente. Fueron escuchados los ruegos de Billy. Blanca navidad. Michael. Ally. Addy. Bruce. Jose. Billy. Y en el centro Didic.
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/xmas-g-3.jpg


Litchfield (Chapter 1.5)

[En el capitulo anterior]
Bruce se habia levantado no demasiado tarde y tras consultar a Daniel sobre la posibilidad de acercarse en su coche al Asda de Tamworth le propuso la alternativa de ir a Litchfield en su lugar; Bruce acepto gratamente esta opcion.
Jody, Dan, Jose y Bruce llegan a un pueblo aparentemente mayor que Tamworth, y un poco mas alejado que este. Visitaron la tienda de Vodafone y un establecimiento de "Boots".
Prosiguieron la marcha hasta encontrarse frente a la iglesia. Habia un McDonal's en frente y Daniel no pudo dejar pasar la oportunidad de orinar en sus servicios. Jody Tambien entro. Los espanioles fuimos a curiosear la iglesia.
[Fin de la sinopsis del capitulo anterior]

Atendiendo a lo inusual de encontrarnos por estas tierras con un belén, los dos españoles nos interesamos por averiguar qué otras sorpresas nos depararía el interior del edicifio. Supuestamente la entrada principal era aquella que quedaba bajo las figurillas recortadas en caoba. Varios empujones y forcejeos nos hacen suponer que ese portón estaba cerrado.
Un poco más a la derecha había otra perta y fuimos a probar fortuna con esa otra.
Era la entrada a la tienda de souvenirs de la iglesia. La puerata dera de cristal por lo que se podia curiosear el interior desde fuera. Había gran número de artículos navideños )además de la típica parafernalia: postalitas, crucifijos y rosarios. Nada tentador; ni siquiera para Jose. Pasamos de largo y doblamos la esquina para buscar otra entrada por el lateral.

Jose me tomó la delantera como tantas otras veces - yo suelo entretenerme con la cámara y quedarme rezagado -. Vi entonces un grupito compuesto por tres chavalillos asiaticos. Me pregunté si serían japoneses por lo cual agudicé oido y, disimuladamente, los acompañé en su paseo durante unos metros.
Me pareció escuchar algún "WA" y en general me sonó a japonés. Los acabé dando por japoneses.

- Ya lo que faltaba! Ven a mirar esto - me indicaron en castellano.
- Juas! Están locos estos ingleses - como en otras muchas ocasiones, no pude evitar citar a ese gran pensador (ficticio, pero "gran pensador") llamado Asterix.

En lugar de encontrar la entrada de la iglesia, habíamos dado con la entrada A LA CAFETERÍA de la iglesia. Sorprendente aún para quien apenas llevaba un mes y medio en el país; y aún para el que estaba a punto de hacer seis meses.

- Espérate que esto se merece una foto - dije mientras preparaba la cámara.
- Sí, sí. Esto es para enseñarlo por España.

(CLICK)

Ante la entrada había un para de carltelitos sobre el suelo, a sendos lados del pórtico, rezando "COFFEE SHOP OPEN. Entrance". Nosotros nos acercamos un poco más a la puerta y vimos, tras una segunda puerta de cristal, una sala relativamente amplia donce los 'litchfildianos' ocupaban su tiempo en tomar sus obligados tes y donde algunos, a la par, ojeaban la amada prensa sensacionalista local ("Sun", "Daily Mirror"...).
Seguir avanzando nos pareció una idea un tanto sacrílega y optamos por no profanar el climax del que disfrutaban los parroquianos del local.
Vuelta al frente de la iglesia.

A Jose le seguía dando vueltas en la cabeza el sorprendente descubrimiento de la cafetería parroquial. A mí, por supuesto también; pero repartía mis neuronas asignándoles a otras la labor de "agenda/bloc de notas": "NOTA MENTAL. Bruce apunta: en Litchfield hay japoneses. Visita futura".
Y algo ensimismados los dos, apenas advertimos la llegada del otro cincuenta por ciento de la expedicion (el cincuenta por ciento británico).
Divagaciones en inglés. Jose consultó por la entrada a la iglesia. Y Dan y Jody como única respuesta se pusieron a mirar el escaparate de la tienda de souvenirs.

En cuanto se percataron, misteriosamente, de la estupidez de los artículos, recorieron la exigua distancia que separaba a ambos grupos, y dieron por hecho que la entrada a la iglesia debía de ser aquella con la que, en un principio, nosotros estuvimos forcejeando.
Proseguimos la marcha.

martes, 21 de diciembre de 2004

Litchfield - Despues del paseo comercial (FOTO)

La gran mayoria de las veces soy yo quien sujeta la camara. Ahora los tres tenemos camara...
(...)

* La que se ve al fondo es la iglesia pequenia que lucia un belen recortado en un panel de madera sobre la entrada.
* Ademas, de entre aproximadamente treinta fotos, en esta foto, la cara de Dan no asusta en demasia.
* La madre de Jody es negra y el padre blanco. Es la mayor de tres hermanas (dieciocho, ventiuno y veintidos).
* No conozco al resto de gente que aparece en la imagen.
* Yo soy quien saca la foto.

http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/litchfield.jpg

Litchfield - Cap 01.Empieza la historia

Domingo cinco de Diciembre.

Despierto a las once y media de la mañana.

El día anterior había trabajado de ocho a cuatro (evening).
Las primeras cuatro horas supusieron un "very busy day" a causa de las dos fiestas que se daban simultaneamente. Once camareros llegaban, todos a la vez, a llenar de platos la mesa del diswasher cada cuarenta minutos. Jose y yo nos alternamos en las tareas de colocar los cacharros en las bandajes para meterlos al "diswasher", y llevar los cacharros limpios a su sitio. La segunda era más complicada puesto que se debía de andar por la cocina esquivando la marabunta constantemente. En una ocasion estuve a punto de abollar la cabeza de una camarera con una cafetera que dejé caer por accidente.
Aunque quedarse inmóvil tras la mesa del diswasher - poniendo platos en las "trays" -, acarreaba la tarea el extra de escuchar continuamente el "Can you (la tarea que te vayan a querer cargar, dicha en inglés) for me, pleeeease? ("... change the bucket ... ", " ... change this tray ..." - full of glasses/cups -, "... empty this bin ..."). Nosotros tras las pilas de platos en todo manejabamos mentalmente una respuesta: "A ver guapa/chavalin, pues no ves que no?". Las que salían por nuestra boca: "Ok", "Yes".
Y el temporal amainó a las once y veinte. Jose, Luke y Adam habían acabado y yo me quedaba a limpiar las freidoras, las grills y a limpiar el suelo. Cuatro horas más.

No me desperté para nada cansado ese cinco de Diciembre. Había dormido mis siete horas y estaba como una rosa.
En mi habitación localicé y cogí una camisa, calzoncillos, calcetines y un pantalón vaquero. Me puse el pantalón del chándal - prenda que uso para trabajar - y me calcé las babuchas de felpa roja. Bajé las escaleras y la cocina estaba vacía. Me asomé, como de costumbre, al salón por buscar a alguien despierto. Daniel estaba en el sofá trasteando su nuevo teléfono móvil.
- "Good morning Dan".
- "Good morning".
Reciprocamente ignoramos otra vez la existencia el uno del otro y tomé dirección al frigorífico.
Por el camino dejé la ropa sobre la silla de oficina que tenemos destinada al ordenador.
Alcancé tres metros más adelante el frigorífico. Cogí la bolsa de pan, la mantequilla y la leche.
Vuelta a la cocina - que mediaba, y sigue mediando, entre el salón y la sala\pasillo donde están el ordenador, el lavavajillas y la lavadora - y allí saqué dos rebanadas que me tosté para posteriormente huntarlas con la mantequilla. Tomé también un vaso de cristal y vertí en él aproximadamente ciento cincueta mililitros de leche. Acto seguido de mi departamento en la despensa saqué el estuche de "Nesquick", lo abrí, y puse dos cucharadas no muy cargadas en la leche (he de aclarar que previamente me había hecho con una cuchara en el cajón de los cubiertos). Devolví el brick de leche, la mantequilla y la bolsa de pan al frigorífico, regresé a la cocina, y me dediqué a ingerir mi desayuno.

Mientras - encontrandome yo sentado en la silla situada más proxima a la puerta de la escalera - comía mis tostadas, bajó Jody.
- Good morning - probablemente escupiendo algún que otro pequeño tropezón de saliva, mantequilla y pan sobre la mesa de madera.
- Good morning.

Cuando acabé mi desayuno llevé el plato y la cuchara al lavavajillas; y recordé que el cuchillo de la mantequilla yacía en el fregadero de donde no se movería hasta varias horas después. Para no salir de la ducha vistiendo una camisetilla pordiosera subí nuevamente a mi habitación a coger el "forro polar" blanco.
Volví a bajar. Pasé por delante del ordenador donde recogí el resto de ropa de la silla. Y en el cuarto de baño puse la ropa que vestía hasta entonces en el cesto de mimbre destinado a ropa sucia, me duché y me enfundé la nueva.

***

- Is ... "to go to Tamworth today..., later" ... an idea ... on your mind? - marcando varias pausas le pregunté a Daniel intentando dar forma a la frase "¿Se te ha pasado por la cabeza acercarte hoy/despues a Tamwort?"-.
- Probably. Why?
- I need to go to Asda.
- Probably.
- Ok.

Sobre la mesa de la cocina - junto a la pared - había dejado, un día más, "Soul Music" de Prattchet y el bolilapiz azul "Bic". Me los llevé al ordenador y me puse a leer un rato con ayuda del traductor.

Al poco rato - despues de que Daniel se interesara por algunas de las palabras que yo escribía en el traductor - sonaron varios golpes en la ventana del "pasillo/sala del ordenador", luego en la ventana de la cocina. Nuevamente en la ventana del pasillo. Ya sabía por lo rutinario de su presentacion que se trataba de Tony - la hermana pequeña de Daniel -, pero aún así levanté un poco la persianilla para corroborarlo.
Le abrió Dan la puerta y durantente unos minutos trató de conversar conmigo, obligando en un momento, intercediera mi housemate inglés aclarándole que mi nacionalidad era española, no francesa. No me explico aún de dónde sacó la idea.
Tras un muy breve ratillo de estancia reclutó a Jody y se fueron juntas a ver los caballos (que son dos y son suyos. Ella viene desde Tamworth para ver los caballos, vistar al hermano no es prioritario). Yo aún estaba en alpargatas y no siento ninguna pasión por los equinos. Seguí leyendo.

Una media hora de lectura y anotaciones más tarde hizo Jose su apareción en la cocina por la puerta de las escaleras. Tony y Jody volvían a estar en casa.
- Good morning Jody.
- Good morning - respondió Jody -.
- Good morning - recalqué yo ante la posibilidad de que se me ignorase vilmente -.
- Good morning - concedió mi compatriota -.
- Good morning Tony - saludó Jose cuando se apercibió de la presencia de ésta -.
- (... ?? ... a ...) - repondió Tony algo que contenía una "a" en algún lugar próximo al final de la frase.
Breve intercambio de información en castellano sobre cómo anduvo de "busy" ("jaeada" en castellano del Campo de las Beatas") la cocina, y las posteriores llegadas algo valdados. Cierta perplejidad en el resto de oyentes. 'Sorrys' posteriores para disculpar nuestra falta de decoro.
Típica pregunta: What were you talking about? ("ein?").
La respuesta aquel día: "About the kithen. Yesterday it was very busy" ("Que la cocina estaba ayer a reventar de gente, y no veas los camareros, que te traían pilas de platos llenandote la mesa del diswasher hasta arriba y encima te pedían que por favor les cambiases esto o les acercases esto otro"; la frase en castellano)

Dado el ajetreo que ya había en la casa abandoné finalemente la lectura. Y fue entonces, cuando en la cocina me dijo Daniel algo.
No lo entendí porque la frase contenía algo que aún no se encontraba en el índice de términos de mi cabeza:
- ¿Liiitchfiiild? - Traté de repetir para darle a entender que esa parte no acababa de estar del todo clara.
Surtió efecto y me explicó que era un pueblo algo más lejano que Tamworth - posteriormente Jody me diría que a unos diez minutos más, en coche -. Me preguntó que si no me importaba que fuésemos allí a hacer las compras en lugar de al Asda de Tamworth.
No sé que idea de sedentaro habrá sacado Dan de mí. Por supuesto me entusiasmó la idea de conocer un pueblo nuevo, y así se lo hice saber.

Subió Dan a recoger no sé que cosas de su habitación que le harían falta. Fue el mismo instante que escogió Tony para despedirse, así que la despedida con su hermano fue breve y rozando lo inexistente.
Jose fue el encargado de abrirle la puerta, para lo que hubo que apartar antes el tendedero portatil que obstaculizaba el paso en la entradita trasera.
Nos volvimos a despedir Jod, Jose y yo una vez más a través de la ventana de la cocina.

- Jody.Is Liiichtfiiild too far from here? - Otra vez colé un "too" en lugar de un "very", estoy corrigiendo esa costumbre prograsivamente. Pero con "demasiado" en lugar de "muy", Jody me entendió igualmente.
Me comentó Jody que no, que no estaba demasiado lejos. Aproximadamente a unos diez minutos de Tamworth. A no-se-cuántas millas (por supuesto no presté atención a este dato. Todo lo que sea más de una milla, que es la distancia entre Piccadilly y Kingsbury, deja de ser una "longitud" y se convierte en un "paseo/trayecto".
Jose acababa su desayuno.

Bajó el inglés y dedicamos los británicos y yo una mirada ligeramente desdeñosa al pijama que aún vestía Jose.
- Mmmm... ehmmm... ... We are waiting for you - le dejé caer a ver si con eso acababa de percatarse del asunto -.
- Are you waiting for me? - Preguntó a la congregación en ese tono que acarrea implícito un par de "ooops!" -.
- Yes - terminó de aclarar Jody.

Jose estaba arriba vistiéndose con presunta celeridad, Dan haciendo algo en la cocina y Jody y yo ya estabamos en el saloncito, próximos a la puerta.
No tardó mucho en aparecer el anteriormente conocido como "el chico del pijama que aver qué espera para subir a cambiarse". Pasaron un par de minutos y el aún conocido como "crazy as a goat" seguía en la cocina.
- Waiting for you Daniel Haynes - fue Jody esta vez la que metió algo de prisa -.
Y Daniel llegó.
Y faltaban unos cinco minutos para la una de la tarde.
Y dejamos salimos de la casa.
Y partimos hacia "Liiiitchfiiild".

***

El trayecto en coche deparó que cuando llegamos al cruce que siempre Daniel toma a la izquierda cuando vamos a Tamworth, lo ignorara y siguiera hacia adelante.
No tomé el tiempo pero, efectivamente unos diez minutos después de haber pasado de largo la desviación a Tamworth, llegásemos a un nuevo pueblo.
Sonaba "Billy Jean" de Michael Jackson en la radio del coche que no paraba Jody de toquetear. Canturreos de Jody y el autor. Explicaciones a mi compatriota de cuánto me agradan las canciones del negro albino antes de que éste perdiese completamene la cabeza. Y en paralelo, Jod apúntándole al idem (compatriota de ella) que tomase cuenta de la letra: "But the kid is not my son!!!! ooooh ooh!".
Pueblo estándar el tal - aún en esos momentos - "liiitchfiiiild". Pero visiblemente mayor que Tamworh.
Cuando ya atravesábamos lo que parecía ser el centro del pueblo, vi un grupo de asiaticos uniformados con equipaciones de futbol. Curiosa estampa: un equipo juvenil (¿quince años?) de fútbol asiático en un recóndito pueblo de Birmingham.

Llegamos a un pequeño edifio/garage y nos enteramos allí, a través de un cartel que así lo indicaba, que los Domingos no hay que pagar por el aparcamiento. Jose comenta a los ingleses lo extraño de sus costumbres y abandonamos el garage tras recriminárseme no haber dado al pestillo - (hoy, seis dias despues, manengo mi pensamiento de que la obligacion era de Jody) -.
Con el chaleco de cuello alto y el chaquetón me empezaba a asar de calor pero recurrí - como otras veces - a la autosugestión: "No tengo calor, no tengo calor. Incluso hace un poco de frío". Suele funcionar y aquel día no fue una excepción. No es que no haga frío - que lo hace y todos los días -, es que como el frío es "tan constante", acabas por acostumbrarte rápido, siendo posible asomarse a la puerta en camiseta a las once de la noche durante unos cinco minuto sin que llegue a asomar la hipotermia.
NOTE: no es extraño ver por las calles a chavales en mangas cortas o - JP, cuán equivocado estabas - chavalitas y muchachas luciendo ombligo (al caso de las minifaldas no he llegado a encontrarle explicación).

En un par de minutos estábamos paseando por las callejuelas comerciales. Peatonales; bastante similar al centro de Dos Hermanas con la salvedad de que en Litchfield - por fin me fijé en una placa con el nombre - hay más asiaticos por las calles, y la mayoría de la gente se entiende en inglés.

Entramos en la tienda de Vodafone y pensé que a Dan se le había antojado cambiar otra vez de móvil, aún sabiendo que el último lo compró la semana anterior. Lo comento con Jose y me cuenta que la idea de entrar ha sido suya, que no le funcionan los mensajes con su tarjeta SIM anglosajona y quiere informarse de por qué le ocurre esto.
Desinteresado en el género expuesto en cada una de las paredes del local, me asomé a la puerta y me sentí intrigado observando la cantidad de viandantes asiáticos (siete por ciento calculo, lo que me parece bastante) que pululaban por las calles.
Mis tres compañeros seguían ocupados en la tienda: Jod mirando móviles y la pareja restante atendienedo a las indicaciones de la muchacha "encargada senior".
La "encargada junior" me tomó por un nuevo cliente al verme acercarme al mostrador y me descubrío entonces un nuevo formato de saludo coloquial: "Hi ya!". Le indiqué que acompañaba al tumulto que se había atrincherado en su local hacía unos diez minutos, y la jovencilla negra, tras el "all right" de rigor, volvió a su trabajo de anotar algo en un impreso.
Aparecieron nuevos clientes/mirones en la tienda mientras nosotros estuvimos allí, y a todos se les recibió con un "Hi ya" de la "encargada junior".

Breve paseo de apenas cuarenta pasos y fue "Boot" el nuevo establecimiento en congratularse de nuestra presencia.
Bastante estúpido el stock.
Dan cogió una caja de aspirinas, que seguro que no eran aspirinas, pero que no me interesó el detalle lo suficiente como para que tomase nota de la marca en la libreta.
Aquel BOOTS - es una cadena de comercios que vende de todo pero que no reparte equitativamente los productos entre sus locales - era una mezcla entre farmacia y tienda de ultramarinos. La clientela compraba cajas de pastillas como si fueran chocolatinas - cuando no se daba el caso de que adquiriesen ambos artículos -.

La iglesia fue el siguiente edificio en llamar nuestra atencion. O la de Jose y la mía al menos.
Frente a ésta había un McDonald's, y cual chucho que da con una esquina o neumático aún por marcar, Dan entró a hacer su obligada visita al "toilet". Jody entró también. (... están locos estos ingleses).
Le escuché a Jose decir algo acerca de un belén. Le dejé tomar la delantera y me dirigí hacia una esquina relativamente alejada desde donde pude tomar una foto del edificio entero. Salió chula.
Volví a la plaza de la iglesia y me reuní con el compatriota ante la puerta de la misma.
El belén resultó ser unas figurillas planas de madera de caoba colocadas sobre la cornisa del pórtico. Completo: María, José, Mula, Buey, Gazpar, Baltasar, Melchor y el Niño, pero un tanto cutrecillo. Aún así no deja de ser uno de los mejores belenes que hemos visto. NOTE: los anglosajones no tienen muy clara la existencia de historia biblica detras de la Navidad; aparte de 'regalos', 'tarjetas de felicitacion' y 'Santa Claus', es difícil sacar más datos de la definicion de "Navidad" de un inglés.


(To be continued...)

Nada nuevo bajo el sol: "el jamon postal"

Y seguimos sin el adsl (pero al menos la conexion de "tanto tiempo estas conectado, tanto que le supondra a Daniel un plus en la factura telefonica" si funciona) - he de volver a configurar esto para volver a disponer de tildes -.

Se fue Andrei (el frances, ruso de nacimiento) y ya tengo habitacion propia que debo adornar con cualquier poster orientral "or something like that" - estoy preparando un nuevo glosario de terminos y expresiones, no preocuparse -.
De momento ya dedico tiempo a estudiar lectura y escritura de kanjis con un librillo que me compre en "Borders" hace unos pocos dias. Ademas puedo leer por fin en el autobus ya que no me supone demasiado problema la lectura de ingles "tecnico". Con los otros necesito un diccionario al lado para avanzar en el texto.

Bueno, pues a lo que iba en el post. A poner la direccion donde aquel dadivoso visitante que lo quiera puede enviar sus paquetes postales con jamon, cania de lomo, polvorones, chorizo de Cantimpalo, un par de estuchitos de los moros para guardar cds - aqui la pirateria no esta lo suficientemente extendida y un estuchito birrioso para veinticuatro cedes cuesta cinco libras - o avios para preparar un puchero.
Haganlo a la siguiente direccion:

ANTONIO BRUCE RODRIGUEZ FERNANDEZ
LEA MARSTON HOTEL & LEISURE COMPLEX
HAUNCH LANE
SUTTON COLDFIELD
WARWICKSHIRE
B76 OBY
ENGLAND

**********
NOTA PA' LA ABUELA: Que si, que yo como, y que no estoy mas canijo - en la cocina pico siempre que la oportunidad se presenta -; pero los espanioles estamos empezando a olvidar como sabe la comida de por ahi abajo y nunca viene mal picotear algo de jamon con unas aceitunillas (de eso si tenemos, gracias).
**********

Bueno, ahora la primera parte de la visita a Litchfield.

See you in a bit! (the meaning of it is "ahora os veo", que despues me critican que escribo mucho ingles y que hay gente que se puede quedar descolgada en ciertas partes).

martes, 7 de diciembre de 2004

COMPÁS DE ESPERA

El señor Antonio Bruce Rodríguez Fernández comunica a todos los seguidores de su blog que por motivos ajenos a su voluntad, el blog se verá interrumpido por unos días, (espera que pocos).
Los motivos: Daniel ha contratado línea ADSL y cancelado la anterior. El trámite ocupará unos días y por el momento la casa está sin Internet.
En breve, volveremos a tener noticias de nuestro emigrante.
Firmado
su secretaria eventual (Desde Alcalá, saludos)

jueves, 2 de diciembre de 2004

Go shopping!

  • Como me he pasado durmiendo desde que llegué a casa el día anterior, me despierto plenamente descansado a las cinco menos veinte de la mañana (me acosté a las seis de la tarde). Bajo a la cocina, me preparo mis tostadas y mi "Nesquick", y me pongo a leer con la ayuda del "Babylon translator".
  • A las siete menos veinticinco se despierta Jose. Se prepara sus sandwiches y a toda prisa salimos a esperar el autobus con destino Kingsbury para una vez allí tomar el que lleva a Birmingham. Él va a sus clases, yo de compras (y curioseo).
  • Llegada a Birmingham sin incidentes. Jose ha estado estudiando durante el viaje, yo tratando de componer el segundo soneto para la historia/post "de cuando Dan se olvido las llaves dentro del coche". NOTE: seguiré intentando darle forma a esa memorable historia pero a veces estoy por desestimar la lírica para la narración de esos acontecimientos.
  • Nos separamos en la plaza de la Victoria.
  • En el escaparate de la tienda de fotos autografiadas ("Sportizus") he visto una foto de Reyes (vistiendo la camiseta del Arsenal) por £110.
  • Curioseando el "minicentro" comercial doy con un "todo a una libra": "Poundland". Me da la impresión de que algunos artículos tienen una calidad notablemente superior a la de sus pares españoles, aunque bien es cierto que son mas caros.
  • Unas quince personas esperan ante las puertas del Argos su apertura. En cuanto llego yo las abren (nueve y treinta).
  • En el Gamestation de aquí veo un "Virtual Boy" (pre-owned) por £149.99 - Toda una reliquia que de ser muy rico no dudaría en adquirir -, las "Dreamcast" por veinte.
  • En una esquina una tienda de ropa raperilla cuyo interior regentan seis personas negras. Me siento un poco demasiado blanco al entrar pero aún así decido ver con qué me encuentro. Todo muy chulo pero muy caro. Algunas prendas se vendían como ropa "Harlem". La chavala me pregunta algo. Deduzco la pregunta y respondo con "I'm just looking". Se marcha.
  • Ahora veo unas prendas de deporte del "tokio Panters" muy chulas. Pero siguen siendo caras y no estoy por lanzarme al consumismo exhacerbado. Lo siento Frodo, tu regalo habrá de esperar aún. NOTE para Frodo: ya he puesto en marcha el maquiavelico engranaje que nos proporcionará el ansiado lecho - de valde - en el país del sol naciente; un día de estos empezaré a dar detalles.
  • Empiezo a pensar que no resultaría difícil perderse en el minicentro
  • A saber qué me habrá dicho la dependienta de la tienda re relojes (la que vestía la diadema con astas de reno de peluche rojo; la otra no me ha dicho nada). solo le he conseguido coger un "here". "Just looking". Precios decentes pero no me interesa el género.
  • Me acabo perdiendo y acabo apareciendo en el Bullring. Todo lo que me ha gustado me ha seguido pareciendo caro. No veo cartelitos con ofertas por ningún lado, y eso que los busco con fervor.
  • Primer dependiente al que consigo entender: en "Dixons XL" (electrónica, fotografía e informática). "You need helping?" "No, thank you. I'm just looking". (Parece que la frase funciona). Precios decentes pero no me interesa el género.
  • Visita de rigor a "Borders" y encuentro el regalo de Jesús; tal vez un tanto inservible - es algo así como un platillo con la leyenda "recuerdo de Torremolinos" pero más... digital. sólo resta el de Paz para cerrar el paquete de Utrera. Tanteo dejarla fuera y meterla en el cupo de la familia. Los regalos de la familia no tienen fecha definida de entrega. A mucho tardar para cuando yo regrese y para eso aún queda un tiempecillo prudente. Por supuesto ha caído el libro de Pratchett de rigor: "The Amazing Maurice and his Educated Rodents" (literatura infantil). Voy por la página ochenta y siete de "Soul Music".
  • Me paso más de media hora en la tienda de Vodafone. Poco después de entrar se me acerca un chavalín al que le explico sin demasiados problemas que el móvil no me funciona desde hace aproximadamente dos semanas. Antes le tengo que decir que soy español y que trate de hablar ma´s despacio. El chaval muy inquieto y nervioso me apunta varias veces "I don't know, sorry. I'm new" y se señala una plaquita colgada con imperdible en la camiseta que lo corroboraba: "I'm new". "Lo siento", "un minuto" y "gracias" con bastante buena pronunciacion fueron algunas de las cosas que también me dirigió el flamante - segundo día - empleado de la tienda de Vodafone. Avisó a un hombre bastante más tranquilo y conocedor y nos pasamos éste y yo un buen rato tratando de averiguar cuál era el problema del móvil. acabamos llamando a Vodafone España donde me dijeron que probase a configurar manualmente la red. Se lo comuniqué a Tom - por ese nombre escuché que lo llamaban - y tras unas cuantas operaciones más logró que el movil volviese a la vida. Tambíen se había quedado sin saldo. Recarga de diez libras. Agradecimientos y despedidas. Muy buen trato. Volveré a recargar.
  • Entro a curiosear una tienda de ropa femenina, complementos y tonterías. Nada que puead incluir en la lista de regalos. Al salir una muchacha, cuya presencia no había advertido hasta entonces, me dice algo. Me quedo clavado durante unos segundos procesando el sonido. "Thank you for coming. Nos sonreimos y abandono la tienda.
  • Deshaciendo el camino andado por la mañana anoto que la foto y firma de Thierry Enry cuesta £250.
  • La vanda en la casetilla-auditorio de Victoria Square se ha puesto a tocar a viento "I wish you a Merry Christmas".
  • Pido en uno de los tenderetes "a red sausage" (£2.50). En parte porque tengo hambre, en parte para ensayar la pronunciación: "red sosidgz". El chaval ha de confirmar conmigo lo de "red". La banda sigue tocando.
  • En el balcón de un callejón comercial, me encuentro con un coro de niños con uniforme escolar cantando villancicos, profesora (supongo) dirigiando y otra señora al piano. Suena bastante bien. Un grupito de tres mujeres y yo aplaudimos a los finales.
  • Me encuentro con Jose - llegué yo antes - en la parada, y a posteriori con Adi y su madre. Vuelta a Piccadilly.

Segunda planta del Bullring bastante tranquila:
http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/br2f.jpg