lunes, 28 de marzo de 2005

Esperando confirmación

[Originariamente esto iba a ser un correo para Chari]

Hace una hora que acabo de "tratar de" llamar a casa. Ni mi madre, ni David, ni Forodo han sido capaces de contestar.

Y cómo ya van un par de semanas (aproximadamente) desde la última vez que hable con mi madre, no sé yo si estará dándole vueltas a la cabeza más de lo necesario.

Yo sigo estando bien por aquí...
  • Indenciso ante el inminente vencimiento de mi contrato (sólo tengo claro que quiero pasar mas tiempo en el Reino Unido).
  • Algo hastiado con los ingleses de la casa: he roto relaciones en el sentido de que sólo los trato lo minimamente imprescindible. (No recuercuerdo - o simplemente desconozco - la procedencia de ese dicho que comenta que "hasta el más tonto tiene algo que enseñarte", pero estos dos - y algunos de sus allegados - me parecen personajes completamente vacíos).
  • A consecuencia de lo anterior, paso ultimamente bastante tiempo en la casa de Billy, Michael, Isaac, "las niñas" y el chaval gay (llegado hace cuatro días y con un plUmazo del quince).
A las dos y cuarenticinco he de estar en la parada de autobús esperando a Peter Codd, quien se ha prestado a darme un lift. "Not later, not earlier" me dijo ayer varias decenas de veces :P

[Así que si se me escribe algún correo confirmandome que se leen mis post por casa... pues... eso... que mejor :P]

[Y lo de Ini y la Feria de Abril lo empezamos a organizar en pocos días]

... I see you when I see you (FFIX)

miércoles, 23 de marzo de 2005

Didik

Un par de fotos de la pseudo-fiesta de despedida de Didk en el Wetherspoon (o cómo se llame). El día de ayer y el de hoy (realmente ayer y antesdeayer, pero da igual) dieron para bastante pero por razones de tiempo reduciré a detalles lo ocurrido.

Estas son las dos nuevas incorporaciones al hotel: Alicia (from Algeciras) y Mariángeles (Granada). Quizá equivocara los datos en el post anterior. Didik y Bruce también aparecemos en la fotillo. El grupo sentado frente a tres pintas de "San Miguel" y un zumo de no-se-qué porquería que tomaba Didik por tal de no enfadar a Alá.

http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/didik.jpg

Aquí estoy con Marián (le mosquea bastante que le llamen Mari, cosa que sabe Billy, por lo cual se encargó de explicar como se ha de gritar "Mariiiiiii" a todos los presentes desconocedores de la lengua de Miguel Ángel Rodríguez y Cervantes).
No os preocupeis, que la botella que Didik sostiene detrás mía vuelve a ser de un mejunje con contenido en alcohol cero. [La única vez que contradijo a Alá fue en la fiesta del Abbey que se fumó un cigarrito; y por un cigarrito no creemos que "su" Supremo vaya a enfadarse. (Es más, no debe)]

http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/marian.jpg

Aquél día (noche realmente) estuvo marcado por:
  • Lo soso del principio.
  • La llegada escalonada de gente.
  • La ausencia de Jose.
  • El escaqueo de de cuarenta minutos por parte de Isaac y del que suscribe para comer en el "Frankie & Bennnie's".
  • El enésimo "numerito" entre Harry y Jenny ahora que están a las puertas de tomar el avión a Indonesia.
  • Billy emparanoiado comentándole a Marian una y otra vez lo preciosos que son sus ojos. [Doy fe]
  • Didik cabezón (esta vez en el sentido literal) que acabo pagando él sólo todo lo que se bebió.
  • Que nos echasen del local a las once y media porque cerraban.
  • Jenny buscando con quien desahogar sus pesares.
  • Las "niñas" - las españolas - a punto de caer en redondo al suelo - en plena calle - mientras tonteaban de no ser porque las conseguí sujetar. Aún así Marian se acabó lastimando un tobillo.
  • Un inglés jovencillo borrachucín asombrado de encontrarse con tres indonesios y cuatro españoles en Tamworth. Como siempre, Billy se encarga de capear en estos casos.
  • Isaac se las apañó para que fuese yo quien me quedase solo con Jenny en el salón. Conseqguí que se quedara dormida en quince minutos. La velé durante un par de ellos hasta que apereció Marian, me preguntó que qué car*j* hacía y me subí con ella a su habitación.
  • Cantando la cancion del tabaco (by Mojinos Escozíos) por bulerías Isaac y yo (con las niñas en su habitación) (Isaac a la guitarra).
  • Isaac y yo picando - y por supuesto, divagando - en la cocina.
  • Yo me acosté a las tres-quince cuando tenía que trabajar a las ocho. [Tengamos presente que "acostarse" y "dormir" no llegan a ser sinónimos].
  • Y sobre todo... la noche que nos dio Jenny (atacada de los nervios).
-----------------
EL LEGADO DE DIDIK ha acabado siendo:
  • Su diccionario de Inglés-Indonesio dedicado. ["Never too old to learn"]
  • Un billete de mil rupias.
  • Una moneda de cincuenta rupias. Un ave con las alas abiertas y un escudo en el pecho en una de sus caras. Y un dragón de Komodo en la otra.
...y el recuerdo de muchos ratillos agradables juntos que hacen que lo vaya a echar de menos realmente. [Algún día nos volveremos a encontrar en Bali]

mrpatlapan@yahoo.com ( aquí es donde lo tengo ahora :( )

Hasta la próxima Didik.
"We'll meet us in Bali. Good luck"

sábado, 19 de marzo de 2005

Peeeedid tieeerra yyyy liibeertaaaaddd

Lo intento aunque no sea facil.

Hago saber a los lectores que voy a omitir unos cuantos de los sucesos acaecidos durante el periodo temporal narrado en este post para no espantar demasiado al futurible turista.
Los ingleses están locos.

(estas son algunas de las cosas que sucedieron)
...

El ruido de "lo que antes fue una" moto de Sam (adquirida a su coleguilla por el simbólico precio de 10 libras) hace Salir a Isaac de la casa para ver qué ocurre.
Billy, desde la puerta, se limita a observar con incomprensión. Son casi las doce de la noche.

Sam y su colega se han adentrado en las entrañas del Waterpark. Isaac, pletórico al recordar tiempos mejores, aprovecha la ocasión para subir al trasto e intenta marcarse unas vueltecillas por el terreno anexo a la casa.
Billy, Loui y yo observamos el espectáculo.
Intenta Isaac lucirse y la cadena de la moto acaba saliéndose.

En el interior Billy, como casi siempre, trata de prepararme algo de comer. Rechazo con insistencia el ofrecimiento dado que Billy tiene que trabajar al día siguiente por la mañana, es tarde, y hoy no se me antoja gorronear.

Sam e Isaac acuerdan que el segundo dejará al día siguiente por la mañana la moto para que el primero la trastee a su antojo. Por la tarde se llegará a la casa. Va a estar fuera.

Billy se acuesta.

Loui pregunta que qué es lo que se está quemando. Le traduzco a isaac la frase. Issac y yo nos comemos dos pizzas del Asda. La primera algo chamuscada

Loui se prepara unos "noodles" aderezados con macarrones y mayonesa. El chaval es muy raro. Sólo le queda un día más en la casa.
A sugerencia de Issac añade vodka y vino a la pasta.
Se lleva el tenedor a la boca una seis veces antes de decir que ha cocinado demasiada pasta.

Isaac le da "conversacion" a Loui. Éste se vuelve hiperactivo.

Isaac le canta una nana a Loui - en cuyo estribillo se escucha "anda tira ya pa'rriba" - al tiempo que lo persigue como si el inglés fuese una gallina a la que se ha de conducir hasta un rincón. Consigue que se vaya a su cuarto.

Los dos españoles nos ponemos a ver la tele en el cuarto.

Loui vuelve. Ha de trabajar a de nueve a cinco pero dice que no tiene sueño.

Isaac retoma el sistema de "anda tira ya pa'rriba". Loui sube y baja. A la quinta va la vencida.

A las cuatro me echo a dormir.

Isaac se despierta. Yo también. Pregunto por la hora. Las nueve.

Vuelvo a dormir.

Me levanto y veo en el reloj de la cocina que son las doce.

Subo arriba en busca del cuarto baño grande. Está cerrado. En el cuarto de Jenny y Harry veo a la inglesa recogiendo los últimos tiestos (se muda hoy mismo). La saludo lo más decorosamente que soy capaz de hacerlo llevando tan sólo minuto y medio de vigilia.

Me aplasto un poco el pelo con agua en el aseo de abajo.

Desayunamos Isaac y yo. El tema de "las españolas" monopoliza la conversación. A las cuatro las acompañaremos al Asda.

Isaac se cambia y yo de mientras friego los cacharros. Ya estoy más que acostumbrado.

Escucho la puerta y a mi espalda aparece Diane (la manager general del hotel) NOTE: en la casa del hotel NO se permiten las visitas, cuanto menos pernoctar. Está acompañada de un chaval alto (seguramente nuevos inquilinos a los que les está enseñando la casa).
Me limito a decir "wahing up again" y sigo son mis cacharros como si la película no fuese conmigo.

Acabo con los cacharros, cojo el chaquetón y me dirijo en la puerta para hacer el papel de "estoy de paso y ya me voy". Espero a Isaac en el pasillo y me encuentro con nuestra manager general, el chaval y una chavala. El compatriota sigue aún en su cuarto y Diane me pregunta si acostumbro a venir a fregar los cacharros. Yo no me complico y le digo que sí, que soy un profesional.
Ésta les explica a los también anonadados visitantes que en el hotel ésa viene a ser mi labor.
Salen y nos despedimos.

Isaac cae en la cuenta de que ella ha tenido que ver la moto en el patio trasero. Días atrás lo encontró en su habitación fumando y no lo tiene en muy buen lugar. Ahora en uno incluso peor.

Cogemos el autobús, llegamos al 42 de Piccadilly, me ducho, cojo dinero y nos vamos para el hotel.

Jose nos ve entrar y nos suelta el cuento de que "hay que ver", que "no sois nadie ustedes dos", que "ya vais detras de las niñas" y que 'tal y cual'. Nos dice que hoy les ha hecho de interprete durante la firma de los contratos.
Yo trato de dar un poco de palique a Peter Codd a quien no veía desde hace más de dos semanas.

Subo al Staff Room, me encuentro con Richard, pero a ellas no las veo.

Isaac y yo nos damos un paseo hasta la casa para hacer tiempo y porque Isaac quiere comer algo.

Fnalmente volvemos a la parada de bus junto al hotel y al cabo de un rato empieza a dudar Isaac de que las españolas vayan a aparecer.

Aparecen. Me presento a Alicia (gaditana) y Maria (granadina).
Ellas ya están "algo" disgustadas con el panorama que se han encontrado - "lugar perdido de la mano de Dios" -. Isaac y yo avivamos esa llama.

En el Asda me hacen preguntar por unos zapatos iguales a los que me han dado pero del número cinco. La señora a la que le pregunto me entiende.
Me he lucido.
Comento que no es lo usual para nada que me entiendan de primeras.

Las nuevas inmigrantes se sorprenden de la de "basura" que se puede encontrar en un hipermercado británico (salsas y precocinados por doquier).

Con tardías prisas acudimos al "bus stop" pero el autobus tara un cuarto de hora en aparecer.

Nos bajamos todos en la casa.

Isaac prepara comida para los españoles. Maria, Alicia, Billy y yo "charlamos" en el salón.
Les cuesta bastante de momento a las nuevas compatriotas. Se sorprenden de la facilidad que tiene Billy para aprender español.

Comemos. Loui mira su movil y no ha obtenido la respuesta que deseaba de Gemma.
Loui comienza a darse cabezazos con el frigorífico (tres) y con la lavadora (idem).

Isaac se va a su cuarto. Trato de hacer asimilar a las dos de que lo mejor es "curarse de espanto" lo antes posible porque la vida aquí es así. "Son ingleses".

Nuevamente Alicia, Maria, Billy y yo en el "living room".

Alicia y Maria deciden irse (han de pasar su última noche en el hotel antes de mudarse a la casa). Billy se presta a acompañarlas. Declinan el ofrecimiento una y otra vez.

Maria me pregunta que si no voy con ellas (estoy esperando a las once para que Peter Codd me lleve, junto con Jose, de vuelta a Piccadilly. Maria me dice que puedo estar en su habitación de mientras y yo me ofrezco a ayudarlas a acabar de preparar sus maletas para mudarse mañana a la casa.

Tertulia durante una hora en la habitación de las éstas. No toco las maletas. Las pongo a día un poco. Se me olvida comentar aspectos positivos.
Chavalas, aparentemente, muy apañadas.

Me encuentro conAdam en la cocina y le pregunto por Peter Codd, me dice que está arriba y me encuentro con Jose e Isaac recriminándome lo "poco solidario" que soy por haberme ido con las dos "on my own".

Peter Codd nos devuelve a Piccadilly e Isaac se ha quedado trabajando. Jose está bastante quemado de aguantar la - también - hiperactividad del compañero Codd.



[ Ala! a atar cabos ;) ]

martes, 15 de marzo de 2005

Lega, legali-za-ción

Me encuentro en la parada de White Swan sobre las 06:30. Salvo la tienda de prensa - donde una vez consegui cambio para pagar un bus que me había traído de valde desde Piccadilly hasta Kingsbury - todo está cerrado.

Después de utilizar el día anterior para planificar, en la medida de lo posible, el viaje de hoy, comencé a ponerlo en práctica sin incidencias que destacar. Tomé el 777 a las 06:22 y ahora espero en White Swan al 115 con destino Birmingham.

Sigo constatando que aquí no se dan los "good mornings" a quienes ya estamos esperando en la parada. NOTE: tampoco se devuelven.

  • 06:50 (según el reloj de mi móvil - adelantado considerablemente -) -- Subo al autobús y pido un "All Day Ticket", el chófer me dedica un animoso "Thank you". Me encuentro con un autobus demasiado repleto para lo que había supuesto a estas horas tan tempranas.
  • 06:52 -- Suben en la siguiente parada un chaval negro y una india con su trapillo en la cabeza. No todos son nativos en Kingsbury (lo cual se agradece).
  • 06:59 -- Compruebo que el pasaporte sigue estando en la maleta bajo el sandwich de jamón ahumado, queso inglés y mantequilla.
  • 07:00 -- Se acaba de sentar una señora en el asiento de en frente. Ya no puedo estirar las piernas.
  • 07:01 -- Alcanzamos la parada del Asda de Birmingham. Suben dos mujeres, una de ellas con babi azul que la delata como empleada del citado supermercado.
  • 07:06 -- Nueva parada. Sube la coleguilla de la señora que estaba a mi frente. Ésta me dirige un "Excuse me", se sienta a mi diestra y la nueva pasajera ocupa el asiento recien abandonado por su compañera.
  • 07:14 -- En la parada previa al enorme escalextric suben tres personas de raza negra y un nativo. La gente perteneciente a una raza común tiende a agruparse/residir junto con sus iguales: barrios de indios, barrios de negros, barrios de ingleses...
  • 07:16 -- Parada de la Universidad de Aston. Baja una mujer.
  • 07:21 -- Llegamos a Birmingham.
  • 07:24 -- Avisto un perro con un chaquetón acompañado de hombre portador de mochila grande e indumentaria similar a la del cánido. Ambos se encuentran sobre el cesped del parque que rodea a la catedral.
  • 07:57 -- Me acabo de hacer en Digbeth Coach Station con mis "Day Return Ticket". El encargado de dispensar los tickets en taquilla me ha corregido mi "day return" y hasta la tercera no cogió mi "three". En mi defensa alego que llegué asfixiado tras extraviarme en un principio, preguntar tres veces por la ubicación de la "coach station" - a la tercera no me corrigeron mi "coach" -, y por último, recoger parte de mi equipaje en plena carretera.
  • 08:05 -- Aún está subiendo gente. Los asientos del autobús son la caña, el tipo de delante mía está leyendo japonés y en la tele nos echan la grabación de la cámara de seguridad.
  • 08:06 -- La mujer que rompió mi ticket ha entrado a contarnos, al pasar por mi lado ha dicho "six". Se ha sentado al volante.
  • 08:10 -- Me apercibo de que el reloj de abordo marca las 08:02. Acabo de advertir el posible adelanto de mi reloj.
  • 08:12 -- arranca el bus. Partimos con algunos minutos de retraso sobre la hora de salida prevista. Yo ya me he puesto mis cascos y escucho las lecciones de "Primsleur Japanese".
  • 08:24 -- Forzosamente recuerdo que escasamente habré dormido un par de horas. Me coloco el cinturón de seguridad, escondo el móvil en el interior de mi chaquetón y me dispongo a dar una cabezada.
  • 09:34 -- Tengo el cuello hecho mixtos. Veo que avanzamos muy despacio. Hemos topado con un embotellamiento de consideración.
  • 10:51 -- Los suburbios de Londres se asemejan bastante a los de Birmingham.
  • 11:02 -- La ciudad es enorme. La parte que atravesamos se me parece a Sevilla.
  • 11:30 -- Sigo manteniendo que arquitectónicamente, esta ciudad guarda un gran parecido con Sevilla (determinadas zonas). Ahora bien, Londres es MUCHO más grande y posee cabinas telefónicas rojas; nosotros carecemos de ellas. NOTE: ahora mismo me acuerdo de: la Plaza de España, la Giralda, la Torre del Oro, los Reales Alcázares, el Parque de Maria Luisa y el Guadalquivir. Uno piensa que la gente quiere ir a Londres porque "está lejos".
  • 11:36 -- El reloj del bus marca las 11:29. Como haga este mismo tiempo a la vuelta no me dará lugar a coger el ultimo bus Birmingham-Kingsbury.
  • 11:49 -- Llegamos al módulo de llegadas ("arrives") de Victoria Coach Station con una hora de retraso. Acabo de completar el trayecto inverso al que hice el día de mi llegada al Reino Unido.
  • 12:21 -- Encuentro un "Post Office" y me hago con sellos por valor de £3.75. Los chuperreteo y los pego en el "Special Delivery" envelope.
  • 13:00 -- Después de muchas vueltas e incontables vistazos al mapa, y con la ayuda de un policía local, la encuentro: Embajada española. ESPAÑA! RA, RA, RA!
  • 13:16 -- Salgo de la embajada habiendo entregado el antiguo pasaporte, una foto reciente, £11.35 y un sobre "Special Delivery" con sellos por valor de £3.75. La chavala que me atendió fue muy simpática y agradable. El martes próximo debe de llegar el pasaporte nuevo al 42 de Piccadilly.
  • 13:19 -- Ah! Los pasos de peatones son respetados con religiosidad.
  • 13:55 -- Llego a Victoria Coach Station.
  • 14:01 -- Tomo asiento tras haber localizado la puerta por la cual accederé al autobús de retorno (gate 17). Acabo de pagar diez duros por mear y ahora procederé a comerme mi sandwich y mi mandarina (por supuesto me he lavado las manos :P).
  • 14:16 -- Compro una CocaCola en la tiendecilla que quedaba próxima a mi asiento, para bajar el sandwich y de paso poder decir que no me fui de Londres sin comprar nada (si no contabilizamos los 20p que hube de soltar para orinar).
  • 14:26 -- Me he acercado al edificio/bloque comercial donde de vi el "INFOME-SHON SENTA-" (la oficina de información al visitante japonés). Salvo un mapa de Londres con leyendas en Katakana - más curiosidad que otra cosa - no veo nada que me resulte de interés. Paso de hablar con las dos mujeres de información porque no llego a idear una conversación productiva.
  • 14:39 -- Me siento, ahora sí, en una de las sillas correspondientes a la puerta diecisiete. Ya solo nos queda esperar a que nos autoricen a subir al bus.
  • 14:59 -- Nuevamente en el autobus. Escuchando otra vez las lecciones de japonés. Hay un tío sentado en la primera fila de butacas - yo vuelvo a ocupar la tercera - con el mismo pelaje que alguna vez llegó a tener Frodo.
  • 15:10 -- Arranca el autobús y se enciende el reloj digital que se encueltra junto a la pantalla de televisión. Marca las 15:18. Me preocupo ligeramente - pretendo coger el bus con destino a Tamwort que parte de Birmingham a las 18:31, es el último -, el trayecto debe rondar las tres horas de duración. Miro mi reloj. Todo va como debe.
  • 15:14 -- Tiempo para una nueva cabezada.
  • 17:26 -- He podido dormir algo y hace un rato me entretuve durante algunos minutos leyendo el Superjuegos. Según los paneles informativos de tráfico que voy viendo, parece ser que llegaremos antes de las seis.
  • 17:35 -- 22 millas para Birmingham.
  • 17:39 -- 19 millas para Birmingham. Quien quiera puede calcular la velocidad media que lleva el autobús (bien escasa).
  • 17:45 -- Empiezo a perder la señal de la emisora en el Muvo - una emisora de Coventry -. Esta me la sé: "The last time you fall on me for anything you like...".
  • 17:51 -- 9 millas to Birmingham. Empiezo a pensar que me va a tocar correr encuanto lleguemos a Digbeth Coach Station.
  • 18:07 -- Llegada a la estación sin incidentes. Tras mostrarle al chaval que me antecedía cuál es el significado de "pull", comienzo la carrera.
  • 18:21 -- Algo asfixiadillo, pero sin haber sufrido ningún percance digno de mención durante el recorido, alcanzo la parada de Upper Bull Street.
  • 18:41 -- Ya estoy sentado en el 116. El chófer es el gordito-chulo-pelopincho; éste me ha llevado ya unas cuantas veces. He hecho uso de mi "All Zone Day Ticket".
  • 18:44 -- Primera parada. Sube un tío raro enseñando unas tarjetas identificativas dispuestas en un tarjetero desplegable, al más puro estilo "agente Mulder". Alguno de ellos ha de ser el carnet de retrasado mental que lo exime de pagar ticket - con todos los respetos al colectivo subnormal, sólo intento aclarar que el personaje ése es muy raro: luce excesivamente feliz para vestir de chaqueta -.
  • 18:49 -- Otra vez pasamos por el escalextric, esta vez lo pasamos por debajo, esta vez de vuelta.
  • 18:55 -- Estudio los horarios del 777. Hay uno "White Swan - Piccadilly" a las 19:11 (hora "real", no por mi reloj). De no ser por los 20p que me costó la meada tendría el importe exacto para el ticket. Tendré que soltar el billete de cinco... London piss me off!! [como luego se me dice que utilizo el inglés "más de la cuenta"... venga, traduzo - aunque así pierde la gracia -: "Londres me toca ...la moral".
  • 19:16 -- Me bajo en White Swan. Espero que el 777 no haya pasado todavía. Haré tiempo buscando 5p por el suelo y, en el caso de encontrarlos, no será necesario que me deshaga del billete de cinco libras.
  • 19:21 -- La búsqueda de los cinco "pi" ha resultado infructuosa. Le he dado el billete al chófer para pagar los 40p del ticket y se le ha escapado un "Oooh! Jesus!". "Sorry mate, I haven't got 40p", "It's all right".
  • 19:28 -- Llego a casa habiéndome cruzado con la furgonetilla de los helados.


http://usuarios.lycos.es/fotosbruce/peluca.jpg

Eso soy yo justo antes de comenzar la jornada, con el trapo de CocaCola haciendo de bufanda, cámara en mano... y libretilla para tomar nota de los sucesos venideros.
Bajo la libreta mis llaves de la casa y mi nuevo móvil (¿alguien conocía la marca SAGEM?) británco de la operadora "T-Mobile".
Careto de concentración, de "esto va a salir tal cual está estudia'o", de "mañana me levanto a las doce por lo menos".
Y la mochila cargada con fotos de carnet, el sobre "Special Delivery", documentación, apuntes de japonés, algo para picar, una guía de Gran Bretaña - cedida por Jose - de la cual sólo me serviría de su mapa de Londres, mis libretas, el Superjuegos y pilas de recambio para la cámara y el Muvo - por si acaso -.



Ea! Hasta luego.

martes, 8 de marzo de 2005

Convivencia

Acabo de descubrir que estoy loco porque utilizo gel de baño como si fuese "body gel".
Por supuesto, el origen de dicha información no ha sido capaz de darme ningún dato respecto a la diferencia entre ambos.
Paso de tratar de conversar con la Cabra Loca.

Hemos llegado a a la casa Jose, Toni y yo hace un rato; la británica nos acercó a comprar al Asda.
Esta vez, tras intensa insistencia por parte de Dan, fuimos a comprar los productos de limpieza a escote.

Llevábamos aproximadamente una semana sin "washing tablets" - pastillas de detergente para el lavavajillas - y los cacharros se acumulaban en el fregadero con desesperante frecuencia.
  • Jose: tres sesiones de fregado de cacharros.
  • Bruce: tres sesiones de fregado.
  • Dan: un fregado.
  • Toni: un fregado.

Probablemente me esté equivocando de postura, pero para mí es indudable que en estos momentos es, desde luego, la más cómoda y práctica; el "problema" es que quizá no pueda seguir con ella durante mucho tiempo.
A lo que me estoy refiriendo es a la convivencia con Toni - conocida también en el ámbito "dómestico-español" como la Cabra Loca -. A diferencia de Jose, que ha optado por extresarse y volverse loco cuando ha de "tratar" con ella, yo he decidido tomar el camino de la parsimonia, el semiautismo y la indolencia: a no ser que ella me requiera para algo concreto ("ordenador" asiduamente) me concentro cual Hannibal Lecter y olvido que hace unas cuantas semanas se nos sumó un nuevo inquilino.

***

Si ya de por sí soy extraño en estos lares donde todos son nativos salvo contadas excepciones, aún lo soy más puesto que con total impunidad me dejo ver ESCRIBIENDO.
Si me encuentro en el autobus, algunos pasajeros se molestan a mirarme extrañados durante algunos segundos, si estoy en casa, la Cabra Loca siempre me pregunta: "What are you doing?", y yo siempre respondo "writing".
Y somos, supuestamente, los españoles, quienes dentro de la Unión Europea contamos con una de las bases educativas más deficientes...

Como bien citaba Isaac el día del fiasco en la despedida de Addy y Aly: "Es que son unos catetos!".
La frase de Jose es: "Lo que yo te diga, no tienen ni p*ñ****a idea".

NOTE: quiero dejar claro que NO estoy poniendo verde a los ingleses, LOS ESTOY DESCRIBIENDO OBJETIVAMENTE. :)

***

TO everybody: Ah! que alguien le de el toque al Nebu de que se va a tener que esperar, al menos, a que me baje a España, para que quedemos por ahí para tomar algo. [Me mando un mensaje al movil hace unos días pero no he podido ponerme en contacto con él; al parecer se me olvidó informar a éste de mi "salida" :S]

***

Bueno, hasta luego, que me pongo a ver Naruto :P

Aio.

jueves, 3 de marzo de 2005

White Castle

Acabo de ver "Harold and Kumar go to White Castle", version original de lo que a su llegada a España se ha convertido en "Dos colgaos muy fumaos".

La película... pues, bueno... comedia surrealista del director de "Dude, where is my car?" En la misma línea ;)
Calculo que habré llegado a entender un diez por ciento de los diálogos.

NOTE: hace unos días me percaté de que si no activaba los subtítulos del teletexto, me obligaba a prestar más atención al audio; y sorprendentemente, descubrí que era capaz de entender algo de lo que decía el presentador del telediario.
Me he puesto entonces a descargar películas en inglés, a ver si el sistema resulta práctico y acelero algo el aprendizaje de esta lengua sin sentido en la que no pronuncias lo que escribes. ("I can't spell it" es una de las frases que escuché con más frecuencia hasta que asumí o inútil de preguntar por un deletreo en este país).
Sólo he llegado a ver tres "at the moment", y mis estimaciones aproximadas son:
  • Shark Tale ("El Espanta Tiburones", nuevamente, adaptacion del título ridícula donde los haya): 40% compresión oral. De hecho, este espectacular porcentaje fue lo que me incitó a seguir viendo cine en inglés.
  • DoggeBall ("Cuestión de Pelotas"): 15%.
  • Harold and Kumar go to White Castle: 10%.
Y ya reconozco la voz de Will Smith :D

Hace tres día recibí por fin el paquete navideño by David, Inma y Oli. Los sellos llevaban fecha del 28 de Diciembre O_o
Marisa me asegura que el "Post Office" británico funciona igual que el español (espero que no por la cuenta que me trae).

La camiseta de Baptista la llevo puesta ahora mismo, cosa que me hace recordar otra vez que hoy ha fallado un penalty a falta de diez minutos :S Dudo mucho que la vaya a lucir en exteriores puesto que el frío es una constante en las calles, y en la cocina no estoy por la labor de volver a vestir camisetas blancas.
El escudo es bastante chusquero pero el conjunto da el pego ;)

La colonia que me compró el Oli (el disco de Los Mojinos ya lo tenía, me apresuré en bajarlo; but thanks anyway) me ayudó a descubrir otro más de los innumerables intringulis del ¡dioma inglés.
[Start Flashback]
- What is that? - me pregunta Simon (el jefe) cuando estaba trasteando la caja en el Staff Room -.
- Perfume, I think - aún no había roto el papel azul que lo envolvía, pero la forma y el tacto dejaban a las claras que al desodorante Adidas lo acompañaría el frasquito de colonia.
- ... Ah, after shave - me "corregió" Simon una vez que lo hube abierto para que dejase de dar la brasa.
[End Flashback]
Ya en casa ocurrió lo mismo con cada uno de los ingleses que me fui encontrando: Zoe, Toni y Dan, todos querían saber que contenía ese paquete de Christmas presents que llegaba con dos meses de retraso. Pero el que me presentó el galimatías lingüístico fue Daniel.
[Start otro Flashback]
- ... and perfume - concluía yo mi exposicion de los presentes.
- That's not perfume, perfume is for women - me decía que eso no era colonia, que la colonia es lo que usan las mujeres -.
- So - y yo, "obviously", le pregunté que entonces qué era eso -.
- This is "after shave".
- No, it's not after shave.
- Yes, it is.
- It's perfume.
- Perfume is for women.

Acto seguido me preguntó que si me lo ponía en el cuello y la cara después de afeitarme. Le dije que no, que en el pelo, ropa, "anywhere". Y acabé la explicación con un "hang on" ("espera").
Corrí al cuarto de baño a coger los botecillos de colonia y after-shave que allí tenía.

- This is after shave and this is perfume.

Destapó el bote de after-shave (con leyenda "after shave") y lo olió.
Reconoció que lo que acababa de oler era "afer-shave".

- So, what is that? - le pregunté que entonces qué era lo que había en el frasco con leyenda "eau de toilet"-.
- Should be "body spray". O_O
[End otro Flashback]

Aquí no conciben la colonia sin "spray".

Los estuches para los CDs los acabé llenando en un minuto escaso. (Y aún así la habitación sigue atestada de CDs).

Las películas aguardan el momento de que se me antoje verlas (ya empiezo a tener un numero considerable entre inglesas y españolas descargadas de internet; vi "Mar Adentro" the day before yesterday).

De las revistas saco que el nuevo Metal Gear será, como sus predecesores, bastante interesante. Y con respecto a la revista con las fotos del pueblo, pues que cuando tenga ocasión se la enseñaré a Ini.

TO OLI: grabadora de DVD no tenemos - aunque de vez en cuando me planteo si comprarla o no, de momento "es que no"-. Así que lo del Baldur's para la PS2 está complicado por ahora.
Lo que si estoy preparando es un posible paquete con DreamCast y juegos. Como supongo que estarás enganchado a la Play2, no se yo si le irias a echar cuenta a una consola mas vieja, así que voy a bajar primero una para Frodo (creo que los juegos que tiene le van a gustar) y si te gustan a ti también, me das el toque y pillo otra.

TO FRODO and JP: ya he descargado los dos juegos de "Love Hina" para la Dreamcast :P Juegos de rol y en japonés ^_^

TO JEZÚ: hombre, a España se vuelve antes de partir a Japón. Los vuelos a Japón creo que salen más baratos desde la península :P
Lo que estoy haciendo por aquí es tratar de adaptarme lo mejor posible a las circunstancias que me encuentro. Es complicado entablar relación con los ingleses si no eres capaz de hablar "properly", pero se pueden echar buenos ratos con los que no son nativos de mientras.

Y nada más de momento, que lleva nevando ya por cinco días seguidos (y la nieve "no cuaja" salvo en algunas zonas del campo y tejados) y que voy a estar ganduleando un tanto hasta el próximo jueves que será cuando terminen mis minivacaciones.
Ah! y que ya soy capaz de decir cosas como "no todavía" ("not yet"). Jeje, estoy destrozando mi castellano ;)

Bye bye.